La reproducción asexual de las plantas

La reproducción asexual de las plantas

La reproducción asexual de las plantas | Fotografía: Internet

24 de Mayo del 2018 - 19:35
» Textos: » Fotos: Internet

Las plantas emplean dos sistemas para reproducirse y esto lo hacen a través de fragmentos de sus órganos vegetativos

La reproducción asexual de las plantas les  permite  colonizar grandes áreas porque representa  un mecanismo rápido, sencillo y eficaz (se forman numerosos individuos a partir de un único individuo) Esta es  la mejor estrategia que tienen para poder extenderse localmente.

Es en este tipo de reproducción que los nuevos individuos se generan a partir de un único progenitor, y son genéticamente idénticos a este.

                                              

Gracias a que muchos tejidos de los vegetales conservan células meristemáticas es que logra darse la reproducción asexual  en todos los grupos del reino de las plantas. Estas células pueden multiplicarse y generar un individuo idéntico al original.

Las plantas emplean dos sistemas para producir copias de sí mismas y esto lo hacen a través de fragmentos de sus órganos vegetativos como: hojas, tallos y raíces que solo a través de su enraizamiento generan plantas completas. 

¿ Cuáles son las formas más habituales de reproducción asexual? 

TUBÉRCULOS: 

Son tallos subterráneos que acumulan sustancias de reserva, como por ejemplo: la patata (Solanum tuberosum). Posee zonas meristemáticas que pueden emitir tallos y raíces. 

                                          

BULBOS:

Sus tallos subterráneos están rodeados de hojas carnosas. Por ejemplo: la cebolla, el ajo o el tulipán se reproducen asexualmente por medio de bulbos.

                                            

RIZOMAS:

Son tallos subterráneos que crecen paralelos al suelo. Estos poseen yemas que dan lugar a tallitos y raíces. Este es el tipo de reproducción asexual más extendido en los vegetales. Aquí se encuentran: Los helechos y algunas angiospermas, como la caña común, así como las  aromáticas como el orégano ) y el romero. 

                                       

ESTOLONES:

Son tallos rastreros que al tocar el  suelo emiten raíces y tallos verticales. Cuando las nuevas raíces comienzan a absorber agua y sales minerales, el estolón se marchita y las plantas hijas se hacen independientes. En ese grupo se encuentran, las fresas.

                            

BULBILOS:

Son yemas situadas en los bordes de las hojas. Estas al caer al suelo,  generan una nueva planta. En este tipo de reproducción se encuentra  la planta Bryophyllum calycinum.

 

ojo content-body
Comunícate con nosotros vía WhatsApp