Mi ex me envía fotos atrevidas

Mi ex me envía fotos atrevidas

Mi ex me envía fotos atrevidas

21 de Diciembre del 2016 - 08:01

Siempre fue mi sueño terminar mis estudios e irme a trabajar al extranjero. Sin embargo, durante los últimos años de mi carrera tuve problemas económicos

Por: Magaly moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Camilo (Lince, 36). Doctora, estoy cansado de que el resto espere siempre todo de mí. Sucede que hace cinco años conocí a Luz, una joven que se acababa de mudar al edificio donde vivo desde que me independicé de mis padres. Siempre fue mi sueño terminar mis estudios e irme a trabajar al extranjero. Sin embargo, durante los últimos años de mi carrera tuve problemas económicos que pusieron en riesgo mi situación académica. Al enterarse de esto, Luz, quien era mi enamorada en ese momento, optó por prestarme cierta cantidad de dinero.

Los meses pasaron y logré recuperarme y devolverle el monto sin menor problema. Luego postulé a una beca de posgrado que me llevó a estudiar en el extranjero. Pese a que Luz y yo intentamos mantener la relación a distancia y el libido en nuestros fugaces encuentros, opté por terminar con ella.

Hace dos semanas me escribió tras enterarse que iré a Lima de nuevo por las fiestas de fin de año y me ha dicho para encontrarnos.

Como para ponernos al día con nuestras cosas, empezamos a conversar a diario como antes. El problema llegó cuando, excitada por nuestra plática subida de tono, empezó a enviarme fotografías suyas en ropa interior como para llamar mi atención de nuevo.

Actualmente estoy comprometido con una joven a quien conocí mientras estudiaba fuera del país. Tengo miedo de que ella descubra estas fotos en mi celular, ya que aún no he podido detener a Luz en su intento de reconquistarme por propia debilidad y tentación. ¿Qué hago doctora? Aconséjeme.

OJO CONSEJO:

Querido, felicito que reconozcas tu error, pero debes tomar cartas en el asunto si no deseas perjudicar tu relación actual y dañar a más de una persona. Suerte.

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Me casé con un gran mentiroso