Ojo al horóscopo de hoy 30 de diciembre de 2016

Ojo al horóscopo de hoy 30 de diciembre de 2016

Ojo al horóscopo de hoy 30 de diciembre de 2016

30 de Diciembre del 2016 - 07:35

La tarotista Amatista te cuenta lo que te depara el destino hoy

ARIES

(21 marzo-20 abril)

Te espera un día de tedio en el trabajo, quizá te encuentres con pocas ganas de hacer cosas, posiblemente porque la rutina te oprima.

TAURO

(21 abril-20 mayo)

En el plano profesional, hoy podrías ver recompensados tus esfuerzos y proyectos, tendrás un día completo.

GÉMINIS

(21 mayo-20 junio)

Estarás cargado de energía y buenos sentimientos hacia los demás, mantendrás la amistad con la gente del trabajo.

CÁNCER

(21 junio-20 julio)

Hoy podrías tener problemas a la hora de expresar tus sentimientos a los demás: has un pequeño esfuerzo.

LEO

(21 julio-21 agosto)

Van a surgir más complicaciones de las previstas en el ámbito laboral; hoy te van a poner muchas trabas, pero serás capaz de salir airoso de todo.

VIRGO

(22 agosto-22 setiembre)

Si has descansado adecuadamente después del duro día de trabajo de ayer, hoy te espera una buena jornada.

LIBRA

(23 setiembre-22 octubre)

Disfrutarás de un día con las ideas muy claras. Podrás organizar proyectos que llegarán a buen término, aunque es posible que encuentres oposición.

ESCORPIO

(23 octubre-22 noviembre)

En general, tendrás un buen ambiente en el trabajo. También será un buen día para las relaciones sociales, personas del pasado querrán saber de ti.

SAGITARIO

(23 noviembre-20 diciembre)

Sabrás sacar lo mejor de ti mismo ayudando con un consejo a los demás. Intenta ser un poco más equilibrado en cuanto a tus emociones.

CAPRICORNIO

(21 diciembre-19 enero)

Los problemas familiares pueden hacer su aparición, aunque esto ya viene de lejos. No debes presionar a tus superiores en el trabajo.

ACUARIO

(20 enero-18 febrero)

Si tienes pareja, lo mejor es que definas claramente lo que quiere cada uno, y si no funciona prueben ceder un poco cada parte.

PISCIS

(19 febrero-20 marzo)

Aprovecha para arreglar los asuntos pendientes con algún miembro de la familia, con quien las cosas no funcionan.