Huancayo: Así fue el emotivo adiós a fallecidos en emboscada terrorista

13 de Abril del 2016 - 08:24

Los deudos y los pobladores de Huancayo exigieron paz y pidieron acabar de una vez con el terrorismo en el Vraem.

A través de su Dirección de Inteligencia y Dirección contra el Terrorismo (Dircote), la Policía Nacional del Perú (PNP) advirtió a los jefes militares del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) y del Comando Especial del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (CE-Vraem) sobre la posibilidad de una incursión terrorista en el marco de las elecciones generales.

Según informó un medio local, se emitieron al menos seis reportes de diversas direcciones de la Policía sobre el desplazamiento de los subversivos, así como de sus planes de emboscadas, ataques y hostigamientos. Según la publicación periodística, el 8 de marzo se emitió una nota informativa de la Dirección de Inteligencia de la PNP (Dirin) y al día siguiente un informe de la Dirección de Seguridad del Estado (Dirseg).

MÁS ADVERTENCIAS

Asimismo, el 10 del mismo mes se emitió una comunicación de la Región Policial de Ayacucho.

Más tarde, el 28 de marzo, el Frente Policial del Vraem emitió un reporte sobre las acciones subversivas. Al día siguiente, la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) emitió una nueva nota informativa de alerta. El 30 de marzo, la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin) envió un informe donde se advertía del peligro terrorista en la zona, que no fue tomado en cuenta en el marco de las elecciones generales, cuando los sediciosos acostumbran a perpetrar atentados.

DESPEDIDAS

Con un triste huayno de fondo y en medio de lágrimas de dolor e impotencia, clamor de justicia y airados reclamos a las autoridades, fueron despedidos ayer seis de los agentes del Ejército que el último sábado perdieron la vida, junto a otros dos civiles, en una emboscada terrorista en el Vraem.

Los cuerpos de los militares José Huamán Canchari, Cristian Fernández Ñaupari, José Gómez Surichaqui, Jhon Barzola Vílchez, Antonio Tardío Vicuña y Cristian Vargas de La Cruz recibieron un sentido homenaje en su natal Huancayo. Los féretros de los mártires de la democracia fueron recibidos en la catedral de dicha ciudad para una misa de honras, luego de la cual fueron paseados por la calle Real, donde una multitud los despidió.

En dichas exequias participaron altos mandos del Ejército, así como el ministro de Defensa, Jakke Valakivi, quien enfáticamente condenó los actos terroristas. Sin embargo, la población de Huancayo y los deudos esperaban al presidente Ollanta Humala.

En tanto, los restos del suboficial de segunda del Ejército peruano, Carlos Alberto Huarca Huillcahuamán, otro de los asesinados en el Vraem, fueron velados en su vivienda del pueblo joven Villa Paraíso, en el distrito de Cerro Colorado, en Arequipa. Hasta este lugar llegaron familiares y amigos que entre lágrimas recordaron su valerosa carrera al servicio del país.

“Fueron mandados solo para morir. Todos saben que esa zona es de emergencia, pero ninguna autoridad tomó las precauciones para que regresen con vida”, exclamó Amelia Rojas, amiga de una de las víctimas mortales.

HERIDOS

Al menos seis terroristas resultaron heridos tras un enfrentamiento con miembros del Ejército peruano en el Vraem, tras el ataque ocurrido el último sábado, en el que murieron diez personas.

Los subversivos intentaron ingresar a centros de salud para robar medicinas y curarse las lesiones del enfrentamiento con los militares. Pobladores del distrito de Ayahuanco, en Ayacucho, dijeron que un terrorista tiene una pierna destrozada y es arrastrado por sus camaradas.

MIRA ESTO:

Huancayo: Irrumpen ceremonia de soldados caídos en emboscada [VIDEO]

ojo