No puedo ocultar mi excitación

No puedo ocultar mi excitación

No puedo ocultar mi excitación

19 de Diciembre del 2016 - 07:04

Doctora, soy modelo y he trabajado desde muy joven en esta carrera, ya que mi buen porte siempre me ha ayudado a sobresalir.

Por: Magaly moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Juan (Surco, 26). Doctora, soy modelo y he trabajado desde muy joven en esta carrera, ya que mi buen porte siempre me ha ayudado a sobresalir. Sin embargo, desde hace un tiempo que me dedico a los desnudos artísticos porque pagan muy bien.

El verdadero problema es que estoy enamorado de una fotógrafa que casi siempre me acompaña en las sesiones de fotos. Lo malo es que casi siempre me pongo nervioso cuando ella me toca. Pues ni bien empieza la sesión, comienzo a imaginar cómo se daría la ocasión con ella en cuanto se acerque. Cuando llega el momento y se acerca a mí a cambiarme de pose, coge mis brazos y mis piernas y yo empiezo a excitarme y como sabrá, esto se hace muy notorio en todos los hombres. Cuando eso pasa, ella se ríe porque sabe lo que ocasiona en mí. Pero lo peor es que todo queda ahí porque no hago nada por conquistarla. Es más, me da miedo que ella ya no quiera trabajar conmigo y que al final pierda su amistad.

Lo sé, cualquier persona puede decir que para un modelo es muy fácil tener pareja, pero es todo lo contrario. Existen cientos de prejuicios sobre la fidelidad, pues creen que nosotros somos de lo peor. La verdad, quiero mucho a esa chica y también me odio porque ella solo debe pensar que yo la quiero para tener sexo por las espontáneas erecciones a causa de sentir sus manos en mi cuerpo.

Sé que mi situación es complicada, pero necesito el consejo de una especialista que alumbre mi camino, me ayude a poder darle a entender que la quiero y que su sola mirada es capaz de despertar mi pasión.

OJO CONSEJO:

Habla con ella y dile tus verdaderos sentimientos, no creo que por eso ella se aleje de ti. Solo recobra seguridad y muéstrale el lindo chico que pareces ser.

(LEE TAMBIÉN) Casos del Corazón: Me acosté con un casado