Huaicos azotan por todos lados y dejan más de 30 mil afectados (Mira la infografía)
Huaicos azotan por todos lados y dejan más de 30 mil afectados (Mira la infografía)

Los pronósticos del tiempo quedan cortos frente a lo que viene pasando en los poblados de la costa, sierra y selva. Más de 30 mil ciudadanos se encuentran afectados y damnificados por los distintos fenómenos naturales que azotan las distintas regiones del país, según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional del Indeci.

Pese a los grandes esfuerzos realizados por las autoridades para prevenir y afrontar los eventos naturales, como , desbordes, inundaciones, deslizamientos, derrumbes y torrenteras, la magnitud y la simultaneidad de los mismos hace que el daño a las viviendas, carreteras, tierras de cultivos y locales públicos sea mayor. Sin embargo, hasta el momento el Indeci solo ha reportado que existen 103 viviendas colapsadas, 192 casas inhabitables y 7 mil 124 inmuebles afectados a nivel nacional.

RÍO TORRENTOSO

A las extensas inundaciones ocurridas en Ica, las fuertes torrenteras en Arequipa, los desbordes de los ríos en Ucayali y San Martín y los derrumbes en distintos tramos de la Carretera Central, el hasta hace poco inofensivo riachuelo Sicra, en el distrito de Lircay, provincia de Angaraes, región Huancavelica, se transformó ayer en un torrentoso río que terminó por llevarse un hotel y otras 50 viviendas.

Tras el catastrófico incidente, los pobladores de Lircay han pedido ayuda para impedir que más casas ubicadas en las riberas sean literalmente tragadas por las aguas del río Sicra.

En tanto, la población iqueña sigue afrontando con valentía la segunda más grande inundación en 19 años. Los humildes vecinos de los distritos de Ica, La Tinguiña, Parcona, San José de los Molinos, Yauca del Rosario, Ocucaje y Aquijes, continúan rescatando los pocos enseres de sus viviendas inundadas, mientras que otros se alojaban en las carpas de Defensa Civil.

Tras el desastre, el gobierno declaró el estado de emergencia por 60 días en toda la región Ica. También se han incorporado como zonas afectadas el distrito de Nasca, en la provincia de Nasca, y los distritos de Palpa, Llipata, Santa Cruz y Río Grande, en la provincia de Palpa, y el distrito de Humay, en Pisco.

EN AREQUIPA

Un sorpresivo huaico, en la quebrada Pampas Bayas, arrasó con varios kilómetros de la Panamericana Sur y el lodo llegó hasta la irrigación de Santa Rita de Siguas, en la provincia de Arequipa. Las fuertes lluvias que se produjeron en la zona causaron este incidente.

En el distrito de Achoma, provincia de Caylloma, la activación de varias quebradas causó sucesivos huaicos que afectaron áreas de cultivo, caminos carrozables y unas 45 viviendas.

A UN PASO DE LIMA

La furia de las aguas no solo causó estragos en , Ricardo Palma y Santa Eulalia. El desplazamiento de lodo y rocas, que se inició en las mencionadas localidades, fue tan violento que incluso llegó hasta los distritos de San Antonio de Huarochirí, ubicado al oeste de la provincia de Huarochirí, y San Juan de Lurigancho, al este de Lima, donde al menos 150 familias resultaron damnificadas.

En un recorrido por la zona crítica, OJO comprobó que muchas viviendas humildes quedaron inhabitables. Mientras se realizaban las labores de limpieza, cientos de afectados intentaban recuperar lo poco que les quedaba.

“Parecía un río que no tenía cuándo parar. Estábamos desesperados porque fue de un momento y nadie nos ayudaba. No sabíamos qué hacer. Ahora solo esperamos que las autoridades nos apoyen para recuperarnos y sobre todo para evitar que este tipo de eventos vuelvan a afectarnos de esta manera”, comentó la vecina María Martínez en el sector de Nueva Luna, en Jicamarca, donde realizaba labores de limpieza junto a sus vecinos.

MÁS APOYO

Sumándose a los pedidos de sus electores, la alcaldesa de San Antonio de Huarochirí, Eveling Feliciano Ordonez, pidió al gobierno el apoyo inmediato para rehabilitar su jurisdicción y protegerla de nuevos embates. “Nosotros estamos trabajando para recuperar la zona, pero necesitamos que el Ejecutivo nos apoye con maquinaria, víveres y agua, entre otras cosas, para los más necesitados, pero que no vengan solo para figurar ante las cámaras”, dijo ante sus vecinos.

En tanto, En San Juan de Lurigancho la situación no era muy distinta. Cientos de ciudadanos se dedicaban a la tarea de limpiar sus calles y viviendas. Aquí, docenas instalaron apresuradamente sacos de arena, maderas y hasta llantas en las puertas de sus casas para evitar el paso de las aguas furiosas. Personal municipal ayudó en las labores.

OJO CON ESTO:

HAY MÁS...

TAGS RELACIONADOS