Arequipa festeja su 481 aniversario de fundación española (Foto: Pixabay)
Arequipa festeja su 481 aniversario de fundación española (Foto: Pixabay)

Este domingo 15 de agosto la ciudad de festeja su 481 aniversario de fundación española. Conocida por su belleza arquitectónica, impresionantes paisajes, gran hospitalidad y su deliciosa gastronomía, la ‘Ciudad blanca’ espera con las puertas abiertas a quienes deseen recorrer sus tierras.

MÁS INFORMACIÓN: Arequipa enterró “cápsula del tiempo” con frascos de vacunas y cartas sobre el COVID-19

Como se recuerda, en diciembre del año 2000 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, causando gran alegría y orgullo a sus pobladores. A continuación, conoce más detalles de la historia de este increíble lugar ubicado en la sierra sur del Perú.

La ciudad se fundó el 15 de agosto de 1540 (Foto: Correo)
La ciudad se fundó el 15 de agosto de 1540 (Foto: Correo)

FUNDACIÓN DE AREQUIPA

El 15 de agosto de 1540, el teniente Garcí Manuel de Carvajal, bajo el mando del Conquistador Don Francisco Pizarro, fundó la Villa Hermosa de Nuestra Señora de la Asunción, Arequipa, en el espacio conocido como La Chimba, al lado izquierdo del río.

Al estar ubicada entre los fundadores y otros personajes relevantes, esta villa fue considerada ciudad el 22 de septiembre de 1541.


Estandarte y Bandera de Arequipa (Foto: El Comercio)
Estandarte y Bandera de Arequipa (Foto: El Comercio)

¿QUIÉN FUE EL PRIMER ALCALDE?

Tras la fundación y construcción de algunas viviendas, se nombró como fundador a Juan de la Torre y Díaz Chacón, a quien le fue otorgado dos fanegas de tierra para fabricar su casa y las caballerizas.

Tiempo después, durante la visita del virrey Francisco Álvarez de Toledo, se le concedió a la ciudad el título de “Muy noble y muy leal”, en el decreto del 20 de agosto de 1571.

 Francisco Álvarez de Toledo, primer alcalde de Arequipa (Foto: Wikipedia)
Francisco Álvarez de Toledo, primer alcalde de Arequipa (Foto: Wikipedia)

HABITADA POR ESPAÑOLES

Durante tres siglos después de su fundación, la ciudad fue habitada mayormente por personas de origen español, los cuales estaban muy arraigados a su cultura. Según el censo elaborado durante el gobierno del virrey Francisco Gil de Taboada, entre 1790 y 1796, de sus 37,241 habitantes, 22,207 eran criollos y españoles; 4,980 mestizos; 5,929 aborígenes y 4,125 negros, mulatos, zambos, cuarterones, entre otros.

TAGS RELACIONADOS