<a href=""></a>

Una joven de 20 años, que salió de su casa rumbo a un centro comercial, murió ayer tras caer a un buzón de desagüe sin tapa, ubicado en el paradero Yanacoto, kilómetro 28 de la Carretera Central, en .

Tras más de tres horas de búsqueda frenética y contra el reloj a cargo de bomberos, policías, serenos de la Municipalidad de Chosica, familiares y trabajadores de Sedapal, el cuerpo de la bella muchacha fue hallado atrapado en las rejillas de la bocatoma de aguas residuales de la empresa estatal, en el kilómetro 18 de la mencionada vía, en Huaycán.

Joven desaparece ante la vista de todos

Todo empezó a las 10 de la mañana. Valeria Laura Ñingles (20) salió de su vivienda cerca a la entrada de Yanacoto, kilómetro 28 de la Carretera Central. Según sus familiares se dirigía al centro comercial Megacentro, en el mismo Chosica, a fin de hacer algunas compras.

MÁS INFORMACIÓN: Pedro Castillo da ‘conferencia de prensa’, pero se retira sin responder preguntas de los periodistas

Algunos testigos vieron a la joven intentando cruzar la pista para llegar al paradero y tomar un taxi, pero ella no se percató de que un buzón de desagüe estaba sin tapa, al parecer producto de un robo, cayó y fue arrastrada por las aguas servidas.

El chofer de una miniván y un mototaxista vieron sorprendidos el incidente y alertaron de inmediato a los serenos chosicanos, quienes a su vez coordinaron con la Brigada de Rescate de la Municipalidad de Lurigancho-Chosica.

“No perdimos tiempo, como sea llamamos al serenazgo, a la Policía que pasaba por la zona para hacer el rescate”, dijo un chofer de la empresa de mototaxis Yanacocha.

Durante más de tres intensas horas, los rescatistas inspeccionaron varios buzones a lo largo de la referida vía, pero perdieron valioso tiempo rompiendo las tapas rellenas con asfalto a fin de ubicar el cuerpo. La empresa concesionaria del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, que realizó trabajos de asfalto en varios tramos, dejó los accesos taponeados. Eso impidió, según ellos, que policías y trabajadores realicen su trabajo rápido y auxilien a la estudiante.

La fe de los familiares

Los familiares -que habían sido alertados por los vecinos- lloraban y rezaban por la vida de Valeria. La escena era sobrecogedora: los obreros, con barretas, cortadoras y rotomartillos, rompían el asfalto y pistas de concreto, mientras funcionarios del Departamento de Hidráulica de Chosica coordinaban los posibles lugares donde la chica podría estar atrapada. Se valían de sus conocimientos de fluidos, es decir cómo y hasta dónde pudo ser arrastrada la joven.

Una de las zonas donde se trabajó fue entre el grifo Las Vegas y el puente Los Ángeles, donde la Policía tuvo que desviar el tránsito para que los rescatistas puedan trabajar.

Hallan cuerpo

Recién cerca de la 1 de la tarde, el cuerpo sin vida de Valeria Laura, una chica alegre y con muchos sueños de superación, fue hallado a 10 kilómetros de donde cayó, atrapado en las rejillas de la bocatoma de aguas residuales de la empresa Sedapal, en Huaycán, distrito de Ate. Aún llevaba parte de la ropa con que salió de casa. Sus parientes, en shock, la reconocieron en la Morgue Central de Lima.

Luego de recuperarse de la impresión y aún sin secarse las lágrimas, exigieron sanción penal para los responsables de dejar buzones sin tapa en varios puntos de Chosica y para los que percatándose de eso no actuaron de manera diligente. Vecinos dijeron que el buzón estaba así varias semanas, sin que nadie haga nada.

Manuel Castillo, jefe de la Brigada de Rescate de Chosica, señaló que desplazaron a todo el personal de su unidad, apoyados por serenos, policías y bomberos. “Más de 20 buzones de desagüe estuvieron taponeados con asfalto en todo el trayecto de la zona de búsqueda. Esto impidió el rescate a tiempo”, manifestó Castillo.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Vacunación contra el COVID-19 a embarazadas: Descartan que provoque abortos espontáneos | DIARIO OJO
Tras iniciarse la vacunación contra el COVID-19 a mujeres embarazadas, han surgido algunas dudas como si provoca abortos espontáneos. Al respecto, el doctor Almerí dijo que esto se trata de un mito, pues no la inoculación no afecta la gestación. Incluso indicó que algunas personas se vacunan sin saber que están embarazadas, por lo que se debe postergar la segunda dosis hasta la semana 28.




TAGS RELACIONADOS