1 de 8
A poco de haberse conmemorado un años más de su nacimiento – tendría 92 años – hoy recordamos a uno de los más grandes periodistas deportivos peruanos, el gran Carlos Alfonso Rospigliosi Rivarola, más conocido como Pocho Rospigliosi, que además fue comentarista deportivo de prensa escrita, radio y televisión.
Pocho Rospigliosi, ícono del periodismo deportivo. 26 de febrero de 1983. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

A poco de haberse conmemorado un años más de su nacimiento – tendría 92 años – hoy recordamos a uno de los más grandes periodistas deportivos peruanos, el gran Carlos Alfonso Rospigliosi Rivarola, más conocido como Pocho Rospigliosi, que además fue comentarista deportivo de prensa escrita, radio y televisión.

2 de 8
Los que recordamos a 'Pocho', nunca olvidaremos sus frases inmortales como: “Ya vienen los goles de Cubillas”, “los puños de Mauro Mina”, “… donde se hace deporte, allí está Ovación” entre otras más que dejaron huella en generaciones, sobre todo amantes del deporte.
Pocho Rospigliosi y Pelé, entonces jugador del Santos de Brasil. 23 de enero de 1970. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

Los que recordamos a 'Pocho', nunca olvidaremos sus frases inmortales como: “Ya vienen los goles de Cubillas”, “los puños de Mauro Mina”, “… donde se hace deporte, allí está Ovación” entre otras más que dejaron huella en generaciones, sobre todo amantes del deporte.

3 de 8
El carismático comentarista de frases ingeniosas hablaba los sábados y domingos, durante nueve horas en el programa 'Gigante Deportivo'. Realizaba entrevistas a deportistas, a las estrellas que llegaban de pronto a Lima, como Luis Miguel, Óscar D’León o Dámaso Pérez Prado, por mencionar a algunos y hasta al rey Pelé lo convenció para que hiciera de columnista de su revista Ovación.
Pocho Rospigliosi almorzando con su hijo Micky. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

El carismático comentarista de frases ingeniosas hablaba los sábados y domingos, durante nueve horas en el programa 'Gigante Deportivo'. Realizaba entrevistas a deportistas, a las estrellas que llegaban de pronto a Lima, como Luis Miguel, Óscar D’León o Dámaso Pérez Prado, por mencionar a algunos y hasta al rey Pelé lo convenció para que hiciera de columnista de su revista Ovación.

4 de 8
Pocho, se apoderaba de los micrófonos para hacer su 'Domingo de Ovación', en los que hablaba de muchos deportes, futbol como prioridad y también de música; por cierto poseedor de una gran colección de discos. Ovación fue quizá el último gran programa deportivo de la radio peruana pues logró absorver extractos de la gran multitud de audiencia que se estaba trasladando a la televisión.
Pocho Rospigliosi conversando eon el perodísta uruguayo Emilio Laferranderi 'El Veco'. 11 de noviembre de 1980. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

Pocho, se apoderaba de los micrófonos para hacer su 'Domingo de Ovación', en los que hablaba de muchos deportes, futbol como prioridad y también de música; por cierto poseedor de una gran colección de discos. Ovación fue quizá el último gran programa deportivo de la radio peruana pues logró absorver extractos de la gran multitud de audiencia que se estaba trasladando a la televisión.

5 de 8
Rospigliosi fue quizá el primero en el Perú en amalgamar el periodismo con los negocios, pues rompió el antiguo acuerdo ético no escrito que estipulaba que la información y la publicidad podían ir juntas pero no revueltas. Cuando contrataba la transmisión de partidos, vendía al mejor postor los goles, penales, tiros libres, laterales
Pocho Rospigliosi recibiendo el premio 'Circe' a su lado Horacio Paredes y Cinthia Piedra. 21 de marzo de 1984. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

Rospigliosi fue quizá el primero en el Perú en amalgamar el periodismo con los negocios, pues rompió el antiguo acuerdo ético no escrito que estipulaba que la información y la publicidad podían ir juntas pero no revueltas. Cuando contrataba la transmisión de partidos, vendía al mejor postor los goles, penales, tiros libres, laterales

6 de 8
Todo tenía una mención del auspiciador de turno, e Involucraba también a los deportistas más conocidos en sus comerciales. Al terminar una entrevista siempre les preguntaba: “¿Y cuál es la pila?” y el deportista debía contestar sumisamente “Rayovac es la pila”. ‘Pocho’ era el rey indiscutido del periodismo deportivo.
Alfonso Rospigliosi abrazado de Emilio Laferranderi 'El Veco', luego de recibir el premio 'Circe'. 21 de marzo de 1984. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

Todo tenía una mención del auspiciador de turno, e Involucraba también a los deportistas más conocidos en sus comerciales. Al terminar una entrevista siempre les preguntaba: “¿Y cuál es la pila?” y el deportista debía contestar sumisamente “Rayovac es la pila”. ‘Pocho’ era el rey indiscutido del periodismo deportivo.

7 de 8
Rospigliosi alcanzó el exito total cuando creó en 1980 el programa 'Gigante Deportivo', un programa que se transmitía sábados y domingos de 11 de la mañana a 4 de la tarde en Panamericana. Eran épocas en el que se abrían nuevas oportunidades para la televisión con la llegada oficial del color. Gigante Deportivo se mantuvo en el aire por seis años hasta mayo de 1986.
Pocho Rospigliosi en una entrevista, previo al partido Perú vs. Argentina. 30 de junio de 1985. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

Rospigliosi alcanzó el exito total cuando creó en 1980 el programa 'Gigante Deportivo', un programa que se transmitía sábados y domingos de 11 de la mañana a 4 de la tarde en Panamericana. Eran épocas en el que se abrían nuevas oportunidades para la televisión con la llegada oficial del color. Gigante Deportivo se mantuvo en el aire por seis años hasta mayo de 1986.

8 de 8
Alfonso Rospigliosi Rivarola falleció en octubre de 1988 a los 57 años de edad en la clínica Teza de Monterrico, víctima de un derrame cerebral. Había sufrido cuatro infartos anteriormente y en Miami ya le habían colocado tres by pass. Todos los diarios de la época le dedicaron sentidas notas de homenaje y dieron a conocer la dimensión de su personalidad y capacidad de trabajo. 
<div>
<a href="https://www.tiendaelcomercio.com/" target="_blank">
<img src="https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/elcomercio/N2IC6BCOGNBSZG2G3IU7QVJD2Y.jpg" width="100%">
</a>
</div>
Pocho Rospigliosi al lado de Humberto Martinez Morosini y Guillermo Rossini. Foto GEC Archivo Histórico
Pocho Rospigliosi

Alfonso Rospigliosi Rivarola falleció en octubre de 1988 a los 57 años de edad en la clínica Teza de Monterrico, víctima de un derrame cerebral. Había sufrido cuatro infartos anteriormente y en Miami ya le habían colocado tres by pass. Todos los diarios de la época le dedicaron sentidas notas de homenaje y dieron a conocer la dimensión de su personalidad y capacidad de trabajo.