Australia se disculpa por considerar a los gais como delincuentes

Australia se disculpa por considerar a los gais como delincuentes

Australia se disculpa por considerar a los gais como delincuentes

24 de Mayo del 2016 - 23:18

El jefe del Estado australiano de Victoria, Daniel Andrews, pidió hoy oficialmente disculpas por haber criminalizado la homosexualidad

El jefe del Ejecutivo del estado australiano de Victoria, Daniel Andrews, pidió hoy oficialmente disculpas por unas antiguas leyes que criminalizaban la homosexualidad y que enviaron a la cárcel a miles de personas.
"Por las leyes que aprobamos, las vidas que arruinamos y los estándares que fijamos, pedimos con humildad disculpas", dijo Andrews ante el Parlamento de Victoria, a donde acudieron activistas de la comunidad de lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales, así como víctimas de las normas ya abolidas.
Andrews recordó que estas leyes, que "no tienen cabida en una democracia liberal", no solamente supusieron "la supresión del sexo, sino también del espíritu" de muchas personas que recibieron "sentencias y fueron condenadas para toda la vida".
Las leyes contra la sodomía que criminalizaban las relaciones homosexuales consentidas, herencia de la época colonial británica, fueron abolidas progresivamente en las distintas jurisdicciones del país oceánico desde 1972 hasta 1997.
El estado de Victoria abolió estas leyes que sancionaban hasta con 15 años de prisión los actos homosexuales en 1981, y desde septiembre del año pasado las personas condenadas a raíz de estos decretos pueden solicitar en esa jurisdicción que se elimine los antecedentes y condenas de los registros oficiales.
Una de las miles de víctimas de estas leyes que criminalizaban la homosexualidad fue el bailarín y coreógrafo aborigen Noel Tovey, quien su humilde condición lo obligó a prostituirse durante su juventud y fue condenado en 1951 por actos de sodomía en Australia.
Tovey, ahora con 84 años, dijo a la cadena local ABC que las disculpas oficiales "realmente significan que se está dando un paso adelante para aceptar los matrimonios del mismo sexo y que la homosexualidad no es perversa como algunas personas creen".
Tras salir de prisión, el antiguo bailarín cambió de nombre y salió del país porque sus opciones profesionales eran limitadas debido a su condena y desde su retorno a Australia, él se convirtió en activista por los derechos de los homosexuales y los aborígenes.
"La disculpa significa finalmente que el Gobierno reconoce que los homosexuales son seres humanos", acotó Tovey.
Según la cadena ABC, podría ser la primera vez que un gobierno del planeta pide disculpas oficiales por la criminalización de la homosexualidad.

ojo