Los adultos suelen adaptar el lenguaje cuando hablan con niños pequeños. (Foto: Katie E / Pexels)
Los adultos suelen adaptar el lenguaje cuando hablan con niños pequeños. (Foto: Katie E / Pexels)

Es curioso como los adultos cada vez que vemos a un bebé bajamos nuestro tono de voz y alargamos las palabras, sí, esas frases que están llegando ahorita a tu mente, traen más beneficios a tu de lo que pensabas y la ciencia lo confirma.

MÁS INFORMACIÓN: 5 acciones que es mejor no hacer con tu bebé en casa

Una investigación publicada en la revista Developmental Science y que es por ‘Nadal Xadul’ estudió los comportamientos lingüísticos de 26 bebés por 8 horas durante 4 días y reveló que aquellos que conocían más palabras eran a los que se les hablaba con ‘Baby Talk’.

Aunque esta forma de hablar, conocida como el lenguaje de los padres, se adopta instintivamente al estar con un bebé, también es eficaz cuando queremos comunicar algo, ya que al hablar con un tono más agudo, con oraciones simples, pausas y repeticiones, retenemos la atención del bebé y gracias a esto es capaz de aprender el lenguaje.

La forma en la que nos comunicamos con nuestros hijos desde su nacimiento influye en su desarrollo y aprendizaje, es importante mantener conversaciones con ellos a pesar de que solo nos contesten con balbuceos, pues su cerebro está registrando cada palabra que les decimos.

Así que a partir de ahora quítate la pena y sigue hablándole a tu bebé con ese tono de voz chillante que tanto lo hace reír.

TAGS RELACIONADOS