Champiñones. (Foto: Pexels)
Champiñones. (Foto: Pexels)

Evitar una intoxicación alimentaria. Lavar los antes de consumirlos no solo es una práctica recomendable sino que es muy necesaria en la mayoría de ellos, especialmente cuando vamos a ingerirlos crudos. Gracias a estas prácticas de higiene se reducen los riesgos de intoxicaciones, por eso no hay que descuidarlas.

MÁS | ¿Es seguro conservar un huevo duro en la nevera durante varios días?

Pero no todos los productos se vuelven más seguros después de haberlos pasado por un proceso de lavado o limpieza, de hecho algunos pueden hasta echarse a perder. Y de ellos vamos a hablar hoy en Mag, de los alimentos que no debes lavar antes de cocinar con ellos. Así que toma nota sobre ellos.

Alimentos que no debes lavar antes de cocinarlos

Puede sonar un tanto descabellado, de hecho estamos seguros de que muchos de ellos los lavan habitualmente pensando que es lo más seguro, si es así, que sepan que se pueden ahorrar el trabajo.

1. Carne cruda

Da lo mismo si es carne roja o blanca. No importa si se trata de aves, ganado vacuno o porcino. Nunca debes lavar la carne antes de cocinarla ya que las bacterias potencialmente peligrosas se encuentran en la superficie de la carne donde no suponen un peligro, pues se eliminarán durante el cocinado. Lo que sí ocurrirá es que las salpicaduras de esa agua de la lavado nos extienda las bacterias por la cocina.

2. Pescado crudo

Si hemos comprado el pescado en una pescadería en la que nos lo han preparado en la forma en la que lo necesitamos para cocinar, evitaremos lavarlo en casa con el fin de evitar la propagación de las bacterias. Si fuese necesario terminar de limpiar los trozos, lo haremos con papel de cocina absorbente.

Pescado crudo. (Foto: Pexels)
Pescado crudo. (Foto: Pexels)

3. Huevos

Los huevos no se deberían lavar nunca, pero lo que no debe hacerse en ningún caso es lavarlos justo cuando los traemos a casa, pues al hacerlo se rompe la cutícula que es una capa de protección del huevo. Si esta se rompe el huevo queda expuesto a la entrada de microorganismos no deseados.

4. Pasta

La pasta no se debe lavar antes de cocinar. Si lo hacemos estaremos arrastrando los almidones que es precisamente lo que más deseamos mantener, para que se desprenda ese almidón y deje la superficie de la pasta ligeramente pegajosa, lo que permite que la salsa se adhiera a la misma y esté más rica.

5. Champiñones

La humedad es el peor enemigo de los champiñones. Eso y dejarlos varios días en las bandejas en las que suelen venir del supermercado. Si estuviesen los sombrerillos muy sucios, lo mejor que se puede hacer es pelar los champiñones, si lo que se busca es preservar la apariencia física de los mismos. Eso sí, solo deben pelarse cuando se vaya a cocinar con ellos en ese momento.

TAGS RELACIONADOS