Cholo Mena sobre el ‘hate’ en redes: " La gente muy infeliz aprovecha el error del otro para desahogarse”
Cholo Mena sobre el ‘hate’ en redes: " La gente muy infeliz aprovecha el error del otro para desahogarse”

Un accidente en la rodilla hizo que se despida de su sueño de ser deportista, pero lo llevó a que descubra su pasión por el mundo de las comunicaciones a través de su. “Tras esa fractura me quedé en cama tres meses. En ese tiempo agarré la cámara que me había comprado en uno de mis primeros trabajo e inicié a grabarme” detalla Gabriel Llanos, uno de los youtubers peruanos más conocido gracias a sus divertidos vídeos enfocados al rubro gastronómico.

Sin embargo, el camino no ha sido fácil y en sus 11 años de carreras ha tenido que lidiar con comentarios negativos que lo han hecho dudar del contenido que ofrece. En entrevista para Ojo, el también locutor de Studio 92 nos cuenta cómo lidia con los ‘haters’ y la felicidad que le genera trabajar en la radio.

¿Cómo te hace sentir que te califiquen como ‘el youtuber gastronómico más famoso del país’?

Me gustaría decir que me hace sentir bien, pero aquí todos son bien ‘pincha globos’. Haces algo o te condecoran con algo y no hay apoyo. En lo personal si me gusta bastante porque sé que no tiene que ver por la cantidad de visitas o suscriptores, es el impacto que tengo. No soy el más viral, pero cuando saco un video el 30% de los que lo ven van al restaurante. Eso me emociona porque ayuda a los emprendimientos chiquitos y a las familias. Antes buscaba el número pero me di cuenta que va más allá de eso.

DIARIO OJO | Cholo Mena sobre el ‘hate’ en redes
Cholo Mena sobre el ‘hate’ en redes

No muchas personas saben lo que hay detrás de la realización de un vídeo...

Exacto, la gente no sabe eso. Es buena para criticar. Son muy pocos los que aplauden.

A veces a las personas les cuesta reconocer sus logros por más que le haya costado, ¿te ocurre eso?

Sí me la creo, pero prefiero no decirlo en vídeo porque la gente lo puede tomar a mal. Llevo once años dedicado a esto y recientemente he contratado a alguien que me ayude. Me he desvelado, estresado y sacado la mugre, mínimo tengo que reconocer todo lo que he logrado. Tengo gente de peso gastronómico a nivel mundial que me escribe y quiere que vaya a su restaurante. Cuando te lo dicen los más grandes te la crees.

Así como llegan halagos supongo que también habrán comentarios negativos. ¿En algún momento te han hecho dudar de lo que eres o lo que ofreces?

Siempre. Todos los creadores de contenido te van a decir que no les afecta, pero somos humanos y a todos nos llegan los malos comentarios. A veces te dejas llevar por eso y te frustras, pero luego recuerdas que tienes una ola gigante de gente que te ayuda. Tengo que confesar que hasta un comentario chiquito te puede bajar.

Y cuando vienen esas bajas emocionales, ¿quién es la persona que te ayuda a resurgir?

Yo mismo. Mi trabajo es bien solitario. Recién hace un año o dos tengo amigos que se han vuelto parte de mi familia, pero durante todo el tiempo que estoy en redes sociales, lo he hecho yo solo. Incluso los trabajos que he conseguido han sido por YouTube porque mi cv está desactualizado. Puedo decir que el mejor cv que he tenido es mi canal (risas).

Empezaste con los vídeos de YouTube, aprovechando el tiempo que tenías mientras te recuperabas de una fractura en la rodilla. Es bien importante buscar el lado positivo de los problemas, ¿verdad?

Creo que esa es la mejor herencia que mis padres me han dado. Me han sacado la mugre los comentarios, personas, jefes, pero busco salir de eso. Justo una amiga me dijo: “Cholo tú no te deprimes” y si me deprimo, pero me dura muy poco porque la vida es muy corta y tengo que avanzar. No me puedo quedar con los brazos cruzados cuando de mí dependen muchas familias a las que ayudo. Estar triste para mí es una pérdida de tiempo. Cuando tengo muchos comentarios negativos o le fue mal a un vídeo digo: “Ok, hoy no me fue bien, mañana irá mejor”. Así de frente.

¿Esa forma de pensar ha surgido a raíz de tu experiencia en el mundo de las redes sociales?

Sí, me han dado la correa para soportar todo. Me han querido tumbar pero no han podido.

¿Alguna vez te han llamado a reclamarte por tu opinión?

Me han amenazado, pero gente que le he puesto 8 de 10. Cuando voy a un restaurante las personas tienen miedo, pero yo los tranquilizo. Igual si no me gusta la comida no subo el vídeo, porque así como doy chamba también puedo quitarla sin querer. Por eso no subo negocios con bajo puntaje.

Su faceta como locutor

Yendo a tu etapa como locutor, ¿ cómo estás viviendo esta experiencia?

Llegué hace 4 años porque un amigo me nombró en una reunión. La radio es mi espacio feliz. Me siento muy cómodo, puedo ser yo mismo, hablo lo que quiera y tengo una gran conexión con el público. Antes menospreciaba a la radio mucho, pero a la hora de que viajas te das cuenta del impacto que tienen, porque me reconocen por la voz. Me ha pasado con jóvenes, niños y hasta con adultos.

Si bien Studio 92 va enfocado a un público juvenil, supongo que la forma de comunicar es distinta a la de los vídeos de YouTube

Sí, es totalmente diferente. Tienes que tener mucho cuidado al momento de hablar porque es una antena muy caliente y una palabra mal dicha puede tomársela a pecho y hacerte tendencia. Igual errores han habido muy pocos en nuestra carrera.

Tienes una empresa detrás que también debes cuidar, ¿verdad?

Uf sí hay que cuidar la marca con todo y así como el fútbol la camiseta no se mancha. Hay que proteger a Studio 92 para que suene en todo el Perú y en el mundo, porque con el Internet ya pueden escucharnos a nivel internacional. Es muy gracioso cuando mandan saludos de Alemania o de África.

¿Qué hacer luego de un error en la radio?

Disculparse, yo pude equivocarme ayer, pido disculpas y ya está. La siguiente no la hago, pero a veces la gente quiere verte sufrir.

¿Por qué crees que a la gente le gusta sumarse al cargamontón cada vez que se está atacando a alguien?

Es que la gente es muy infeliz. Estoy seguro que el 90% de peruanos no le gusta lo que está chambeando y cuando alguien la está pasando bien, pero tiene un error, aprovechan para desahogarse y sacarte la mugre. Conozco a gente que ama lo que hace y no es así. El Perú que conozco no apoya mucho a las personas. He visto como hacen leña a Gastón Acurio y da ganas de decirle: “Oye tarado, apóyalo”. Así es en todo, ya sea el mejor periodista, el mejor deportista, etc. Acá te equivocas en una y todo el esfuerzo que hiciste se va.

¿Qué buscas con tu trabajo?

Trascender a la vida real. Apoyé una vez a una familia que hacía panetones morados. A mí me gustó y les hice un vídeo. Pasaron de vender 20 a tener una cola afuera de su punto de venta. Actualmente tienen un camión. Eso es lo que busco: ir más allá de las redes sociales.