Esta madrugada diez integrantes de una familia que participaban de una fiesta clandestina –la mayoría ebrios- fueron intervenidos por policías y serenos de la Municipalidad del Callao. Estos agredieron a los custodios y rompieron la cabeza a un sereno en su intento de evitar la intervención.
Esta madrugada diez integrantes de una familia que participaban de una fiesta clandestina –la mayoría ebrios- fueron intervenidos por policías y serenos de la Municipalidad del Callao. Estos agredieron a los custodios y rompieron la cabeza a un sereno en su intento de evitar la intervención.

Pese a que la provincia constitucional del Callao se encuentra en nivel alto de contagios de , parece no importarles a los chalacos. Esta madrugada diez integrantes de una familia que participaban de una fiesta clandestina –la mayoría ebrios- fueron intervenidos por policías y serenos de la Municipalidad del . Estos agredieron a los custodios y rompieron la cabeza a un sereno en su intento de evitar la intervención.

Fiesteros se resistieron y sus familiares intentaron frustrar la acción de las autoridades. (Municipalidad del Callao)
Fiesteros se resistieron y sus familiares intentaron frustrar la acción de las autoridades. (Municipalidad del Callao)

La fiesta se realizaba en un departamento ubicado en el block 12, Nº 220, del jirón Supe. La música estaba a todo volumen y los asistentes estaban sin mascarillas y sin respetar los protocolos de bioseguridad contra la Covid-19.

Al momento de la intervención dos hombres pusieron resistencia. Los familiares lanzaron piedras a las autoridades y una de ellas impactó en la cabeza a un sereno que le causó una herida en la frente. Las mujeres insultaron y agredieron al personal edil y a los policías que solo cumplían con su trabajo que es velar por el bienestar de la población chalaca y hacer respetar las medidas sanitarias dictaminadas por el Gobierno para frenar los contagios.

Al trabajador edil herido le realizaron ocho puntos. Periodistas de ATV que cubrían las acciones de la Municipalidad Provincial del Callao también fueron agredidos.

Finalmente los custodios hicieron respetar el principio de autoridad y detuvieron a cinco personas, todos miembros de la familia Távara Correa que fueron derivados a la comisaría Callao para aplicar la multa correspondiente. Además serán denunciados por resistencia a la autoridad.