Si eres de los o las que siempre tuesta el porque engorda menos o porque es más sano, te comento que es un error. 100g de pan aporta 266 calorías en promedio, pero 100g de la misma variedad de pan tostado aporta 293 calorías, es decir más. Esto ocurre por un efecto de deshidratación al tostar el pan, pierde agua y por tanto se concentra más materia seca (almidón) por gramo.

MIRA: ¿El pan engorda? Recomendaciones para consumir este alimento tan cuestionado

Si tienes un pan de molde, lo pesas, luego lo tuestas, verás que pesa menos; ahí las calorías son las mismas, pero al resultar más ligero motiva a que se consuma más cantidad. Es ahí donde el valor calórico se duplica y se termina comiendo el doble de pan con el doble de calorías y de harina refinada.

¿Cuándo comer pan tostado?

Hay situaciones en las que el pan tostado conviene más y otras no. Por ejemplo, si se está en un proceso infeccioso gastrointestinal, inflación intestinal, problemas de masticación, el pan tostado es una buena opción, pero si se tiene diabetes, hipotiroidismo, resistencia a la insulina o se está en un proceso para perder peso, no es lo mejor.

Al elegir alimentos, que tu criterio de elección vaya en función al beneficio nutricional y no tanto en base a percepciones.

VIDEO RECOMENDADO

LA FELICIDAD: ¿Cómo iniciar un cambio en tu vida para ser feliz?

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS