Lo conocí en el Metropolitano

Lo conocí en el Metropolitano

Lo conocí en el Metropolitano

06 de Noviembre del 2017 - 08:31

Saqué de mi bolso los audífonos y mientras los desenredaba un chico que se encontraba detrás de mí me preguntó la hora

Por: Magaly Moro

magalymoro@grupoepensa.pe

Carolina (22 años, Villa El Salvador). Todo empezó hace un año, cuando conocí a Armando en un paradero del Metropolitano. La cola, como siempre un lunes por la mañana, era inmensa y estaba fastidiada porque sabía que otra vez iba a llegar tarde a mi trabajo. Saqué de mi bolso los audífonos y mientras los desenredaba un chico que se encontraba detrás de mí me preguntó la hora, y sin que me diera cuenta estuvimos conversando como media hora. Entramos al mismo bus y continuamos nuestra charla. Me dijo que tenía que bajar en España, así que antes de irse me dio su número y me dijo que se llamaba Armando.

Sé que puede sonar a película romántica, pero ese día estuve pensando en él y en su sonrisa. Al llegar a mi casa de noche le escribí por WhatsApp. Desde entonces, cada mañana me escribía temprano con un “buenos días” y un emoticón de carita feliz. A los tres meses de conocernos iniciamos una relación y ha sido lo mejor que me ha pasado. Soy feliz al lado de Armando, me entiende, me engríe, es una persona muy dulce. Sin embargo, hace unas semanas tengo algunas dudas sobre nosotros.

Antes, el celular de Armando no tenía contraseña, pero hace un mes no se despega de él, además que le ha puesto una clave muy complicada. He llegado a pensar que tal vez él está viendo a otras personas y no tiene el valor para decírmelo. Le he dicho que si es así, preferiría que me lo diga de frente y no enterarme por otras personas, pero me lo ha negado, aunque hay cosas que no me cuadran de su actitud. Ahora ya no tiene tiempo para salir. Doctora, ¿qué debería hacer?

OJO CONSEJO:

Es probable que esté viendo a otra persona o que oculte algo. Lo mejor es sincerarse y si ese tipo de relación ya no te agrada, pues lo mejor es terminar.

TAMBIÉN LEE: Me enamoré de mi alumna

HAY MÁS...

ojo